Aprendiendo de una experiencia…

Finaliza también nuestra etapa enfermera aquí…

Como todo en esta vida, se acaba, finaliza.
Empezamos un 6 de mayo del 2018 en un proyecto nuevo. Nos avisaron por teléfono, ofreciéndonos un contrato para trabajar, con la sorpresa de que llegamos y era para una planta nueva que se iba a abrir, la de Paliativos. A pesar de la incertidumbre, abrimos la planta con mucha ilusión y muchas ganas de poner todo lo posible de nuestra parte.
Poco a poco hemos ido creando un vínculo entre todos los trabajadores, nos hemos enfrentado durante este año y medio a situaciones realmente duras, que jamás se le desearían a nadie, muy difíciles de olvidar, muchas familias destrozadas, cada una con su pequeña horrible historia. Hemos llorado…y mucho. Te das cuenta de que la vida es realmente injusta, pero hay que afrontarla tal y como viene, que nos enfadamos por cosas absurdas, que damos importancia a cosas que no tienen la que les damos, etc.
En un momento estás aquí….y sin darte cuenta y la mayoría de las veces sin despedirte, se apaga la luz dejándolo todo y no llevándote nada, y aquí finaliza todo…todo se deja, no nos llevamos absolutamente nada.
Creo que todas mis compañeras nos vamos muy muy orgullosas de todos los compañeros/as que hemos tenido (médicos tcaes celadores, personal de limpieza, equipo de ucpd, aecc…), de las familias que se han apoyado tanto en nosotras… y aún lo siguen haciendo, de los pacientes que se han desahogado durante muchas horas con nosotras sin saber qué iba a ser de ellos, en el trabajo que hemos realizado, del cual, todavía de tanta y tanta gente que ha pasado por aquí nadie se han quejado. Hay que ser buen trabajador, pero también muy buena persona.
También nos vamos un poco hartas de que muchos compañeros de profesión digan que en Paliativos se trabaja poco…y comentarios un tanto desagradables que no vienen a cuento, cosa que ni mucho menos es cierta, no se trata del número de pacientes que haya, que por cierto, no son pocos por desgracia, se trata de que finaliza su vida y precisan muchos cuidados, se trata de que en horas o días no van a estar aquí y en que a la familia le va a cambiar la vida, y los que se van a casa también necesitan sus cuidados. ¡Ojala toda la gente que dice que en paliativos no se trabaja…tengan que comprobar realmente el trabajo que hemos desempeñado! Es la peor situación que puede vivir uno. Aún así nos vamos muy satisfechas, pero con mucha pena…Hacíamos un equipo de trabajo muy bueno, sólo esperamos que el relevo que dejamos sigan en la misma línea cuidando a las personas y familias que pasan por desgracia por allí con el mismo cariño y respeto.
Dar las gracias a todo el Hospital Provincial por acogernos tan bien… y las innumerables personas que han ayudado a que el trabajo saliera bien

Tamara. Enfermera. Hospital Provincial de Zamora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.