Cuando no es posible CURAR ¿Qué podemos hacer?

Muchas personas relacionan los Cuidados Paliativos con los últimos días en los que ya nada se puede hacer. Normalmente esta idea cambia cuando entran en contacto con las Unidades de Cuidados Paliativos o con los Equipos de Soporte Domiciliario que atienden a personas con enfermedades avanzadas y sus familias.

De repente empiezan a vislumbrar un pequeño halo de esperanza, al saber que no van a estar solos en esta última etapa de sus vidas y un equipo de profesionales va a acompañarles para atender sus necesidades.

Pero ¿Qué supone tener una enfermedad avanzada?

Las personas ven como todos los proyectos vitales y sueños son truncados por la enfermedad, generando a menudo una sensación de falta de sentido al momento presente, al haber perdido un futuro deseado. También porque ya no pueden hacer las mismas cosas que hacían antes, como consecuencia del incremento de la dependencia.

En este contexto tienen derecho a estar enfadados, tristes, con miedo… por ello, desde los Cuidados Paliativos no intentamos tapar estas emociones, si no crear un espacio en el que puedan expresarlas y se sientan comprendidos. Esto alivia su sufrimiento, como también ayuda darles la oportunidad de hacer un repaso a lo que ha sido su vida y tomar conciencia de su legado. En definitiva, saber que su vida ha merecido la pena y con su muerte no dejan de existir, al quedar en el recuerdo de sus seres queridos.

Así mismo, intentamos ayudarles a disfrutar con su familia y con aquello que puede dar valor a sus días. Un ejemplo de ello, es el caso de un paciente que he atendido hace unas semanas a quien el cariño de su familia y amigos, así como la visita de su mascota (que podemos ver en la foto), ayudó a que se sintiera querida hasta el final, dando sentido a su últimos días. Pudo despedirse de ellos, sabiendo que se quedan tristes por su ausencia, pero podrán seguir adelante con sus vidas.

En otros casos es la música la que da sentido al momento presente, o los paseos por el campo, la poesía, o la comida preferida desde la infancia… Cada persona es única, por ello en Cuidados Paliativos importa la persona, sus deseos, valores y preferencias. Sólo así podremos dignificar sus últimos momentos, al saber lo que verdaderamente es importante para ella y qué es lo que necesita.

Con estas palabras quiero expresar mi agradecimiento a todas las personas que he conocido en mi trayectoria en Cuidados Paliativos, por haberme enseñado la importancia de las pequeñas cosas. También mi reconocimiento a todos los familiares que cuidan, con todo el cariño y dedicación, a sus seres queridos hasta el final.

¿Y para ti qué suponen los Cuidados Paliativos? ¿Cuál es tu experiencia? (ya sea como paciente, familiar o profesional)

Miriam Galán. Psicóloga EAPS Salamanca ACPD. Obra Social La Caixa. Hospital Provincial Ávila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.